Víctima de violencia de género exige a FGE de Oaxaca atraer su caso

11:32|Jorge A. Pérez Alfonso, corresponsal |La Jornada |Oaxaca, Oax. Melissa L. es una joven maestra de 24 años, quien ha sufrido una serie de agresiones de parte de su expareja Carlos D. S. R., a quien denunció por violencia y amenazas; la orden de detención fue cancelada luego de que el acusado presentara una prueba falsa en colusión con autoridades del municipio de San Pedro Ixtlahuaca.

Melissa señaló que en los últimos años sostuvo una relación con Carlos, de 22 años, con quien tuvo un hijo y quien la agredía constantemente, incluso le ocasionó dos abortos. El 26 de febrero volvió a golpearla mientras se encontraba embarazada, en esa ocasión con el cordón de un vestido comenzó a asfixiarla, posteriormente transcurrieron seis días más hasta que la corrió de su casa y ella decidió denunciar al agresor.

La última agresión dijo, se originó debido a que su ex pareja le exigió renunciar a su trabajo como maestra por parte de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), cuya plaza se localiza en Matías Romero, a lo que ella se negó, esto lo molestó y comenzó a golpearla pese a sus súplicas.

El problema dijo, es que ella acudió a la Fiscalía Especializada para la Atención a Delitos Contra la Mujer por Razón de Género, donde interpuso su denuncia, ahí encontró atención pero con retrasos en las acciones; una vez que logró que el caso avanzara y se presentara ante un juez, este liberó una orden de aprehensión, misma que no se ejecutó.

De acuerdo con Melissa L. todo indica que Carlos D. estaba coludido con el Agente Estatal de Investigaciones encargado del caso, ya que en diversas ocasiones se le informó de la ubicación de su agresor sin que el agente actuara, posteriormente el Ministerio Público le informó del remplazo del elemento.

Sin embargo, Carlos D. presentó un oficio del ayuntamiento de San Pedro Ixtlahuaca, firmado por un policía vial, un municipal y el comandante, Abel Jarquín García en el que Carlos, junto con otra persona fueron detenidos la noche del 25 de febrero, además un oficio firmado por el síndico municipal, Guadalupe Luis García Ramos, en el que se informa que la liberación de los dos detenidos se realizó el 27 de febrero, es decir un día después del que ocurrió la agresión.

Con esto presuntamente se habría comprobado que la acusación presentada por Melissa era falsa, por lo que el juez determinó revocar la orden de detención; no obstante, la víctima junto con su asesora jurídica exigió al ministerio público que solicitara información al municipio, en respuesta el director de Seguridad, Fernando Almaraz Almaraz señaló que en los registros de detenciones no existe ningún informe de que Carlos D. haya sido detenido, además de que los policías firmantes habían descansado los días señalados, por lo que la documentación presentada era falsa.

Añadió que ha interpuesto una segunda denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción contra los policías y el síndico municipal quienes emitieron la documentación apócrifa.

Finalmente, Melissa dijo que como víctima a ella no se le han dictado medidas de protección, y el caso no avanza pese a las pruebas que ha presentado, incluso acusó que en la fiscalía especial le han dicho que “están muy ocupados”, por lo que exigió a la Fiscalía General del Estado de actúe, ya que finalmente ella no quiere ser una víctima más de la impunidad.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario