Niñas y adolescentes, principales víctimas de delitos sexuales, agresores entre la familia

Citlalli Luciana| Noticias |Lun, 07/19/2021 – 10:49. Las niñas y adolescentes son las principales víctimas de delitos sexuales en Oaxaca. Los agresores siguen siendo personas cercanas a su círculo familiar y de confianza, revelaron cifras del registro de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad en su plataforma Violencia feminicida.

La organización informó que del 1 de diciembre de 2016 al 6 de julio de 2021 fueron documentados 372 casos de delitos sexuales.

De aquellos, 223 casos fueron violación (60 por ciento), 120 abuso sexual (32 por ciento) y 27 de acoso Sexual (7 por ciento) en donde las principales víctimas son menores de 18 años de edad. Los casos de abuso y acoso sexual disminuyen conforme aumenta la edad de las víctimas, señaló Yesica Sánchez Maya, integrante de Consorcio Oaxaca.

El delito -indicó- además de las lesiones físicas también dejan profundas secuelas psicológicas en las víctimas. Mientras que, en algunos casos por falta de información o rapidez en el procedimiento, puede terminar con embarazos no deseados, de los cuales muchas las mujeres se sienten culpables.

“La violencia sexual es mucho más frecuente de lo que aparece en las estadísticas que presentamos y ello se debe a que en muchos casos las víctimas, sean niñas, jóvenes o mujeres adultas callan por vergüenza, temor o porque les hacen creer que ellas lo provocaron. Cuando piden ayuda, no les creen y cuando son instituciones sabemos que las vuelven a victimizar”, indicó.

Informó que en cuanto a los agresores por relación con la víctima se detectó que en 98 del total, el 50 por ciento tenía una vínculo de confianza o sentimental (amigo, pareja, expareja, padrastro, concubino, novio, exnovio, vecino). En el 26 por ciento la relación fue familiar (parentesco directo o político) y en el 24 por ciento fue laboral o de estudios, es decir, compañero de trabajo, colaborador, patrón o profesor.

Otro de los datos que identificó sobre los agresores, fue su ocupación, mencionando cinco de las más frecuentes que encontraron: profesor, 15 casos; campesino, 10 casos; taxista, 9 casos; mototaxista, 7 casos; y policía, 5 casos.

La defensora de derechos humanos recalcó la impunidad que hay en el estado para sancionar la violencia de género y en particular la violencia sexual tan grave.

“Basta con recordar el caso de César Chávez, quien fue acusado penalmente por el delito de violación, a quien se le ejecutó la orden de aprehensión en el 2016 y fue liberado en el 2018 por parte del Juez Cuarto de lo Penal, bajo argumentos estereotipados, prejuicios, burla y re victimizando a la víctima, y el litigio aún no termina”.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario